TRUJILLO | El Inces me enseñó a socializar con el público

Noticias

** Lisbeth Carolina Araujo Morillo hace 15 años se inició en el Inces de Trujillo como participante del PNA con el curso de “Técnicas de Oficina”. Desde entonces y sobre todo en la gestión de Angélica Morón Aldana, su carrera dentro del organismo ha ido en ascenso

MARÍA CABRERA

Sonriente, amable y con una rapidez para hacer los trabajos mecanógraficos que los jefes le encomienden, son las características de Lisbeth Carolina Araujo Morillo, quien hace 15 años se inició en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista de Trujillo como participante del Programa Nacional de Aprendizaje.

Al abordarla para la entrevista, “Carola” dijo: “no chica, deja eso así, a mi eso me da pena”. Y sus mejillas se sonrojaron, indicándole que por el aniversario 61 del Inces la costumbre era entrevistar a los trabajadores que serán condecorados por años de servicios

Luego de unos minutos, “Carola”, como se le conoce a secas, accedió. Y nos recibe en su oficina del centro de formación socialsita (CFS) “Barbarita de La Torre”. Allí explica que en el PNA entró estudiando en el curso “Técnicas de Oficina”, de la mano de Carlos Romero, quien fungió como jefe de Inces-Comercio, ahora  CFS “Barbarita de La Torre”. Ellos le vieron iniciativa y condiciones para entrar como participante. El gerente regional de la época era Oswaldo Ruskoz.

Durante su tiempo de preparación, hizo lo posible para destacar y fue así que la seleccionan para hacer las pasantías, y en la oportunidad cuando Yaneth Salcedo asume la conducción del Inces-Trujillo, la seleccionan el 17 de enero del 2004, bajo la figura de contratada como asistente administrativo, pero para trabajar en el programa agrícola.

Desde entonces, se ha ido destacando en cada una de las responsabilidades que  ha asumido. Cuenta que en la actualidad ha visto pasar más de siete gerente regionales en el Inces-Trujillo. “Durante siete años ocupe el cargo de secretaria de la gerencia regional, lo que me permitió conocer los procesos internos y lo delicado de esa posición”.

“Con la señora Angélica Morón innovo como encargada del Programa “Saber y Trabajo” lo que me permite conocer otro aspecto laboral, algo que agradezco, porque creer en los trabajadores es importante. Mi estancia desde entonces en el Inces ha ido en ascenso. Actualmente me desempeño como Jefe de CFS “Barbarita de La Torre”.

¿Que recuerdas de esa vez que cobraste el primer sueldo?

R La alegría que sentí cuando con mi primer sueldo comprÉ las ventanas de mi casa. Mi vida dio un giro muy importante desde ese entonces. Yo le estoy muy agradecida al Inces. Yo quiero al Inces. Claro ese organismo selectivo de antes, al actual, es mucha la diferencia, pero eso me permitió crecer y valorar mucho todo lo que tengo y sobre todo mi familia.

¿Que te enseñó el Inces?

-La oportunidad de socializar con otras personas. Cumplir misiones con mis compañeros de trabajo y ver como la gente te regala una sonrisa a cambio de la oportunidad de formación; eso es algo grande, maravilloso. El permitirme viajar a otras partes de la geografía trujillana, fuera de ella, articular con la Escuela de Fortalecimiento del Poder Popular .

¿Que le sugieres a tus compañeros en este momento tan aciago para la humanidad?

R Que sigamos comprometiéndonos con el Inces, que lo amemos, que esta temporada pasará. Que no permitamos que la desmotivación se apodere de nosotros. Somos herederos de una tremenda obra y no podemos perderla porque sí. Que sigamos con más mística en nuestra labor, con calidad , más que por cantidad.

¿Cómo y con quién celebrarás estos 15 años en el Inces Trujillo?

R Con mi familia. Les toca. . La pandemia nos obliga a estar en casa y nos enseña a valorar más nuestros afectos.