TRUJILLO | Culmina revisión de expedientes

Noticias

** Documentos como el acta de inicio, las copias de cédulas, asistencias, actas de cierre y el acta de evaluación del curso son indispensables para armar los expedientes de los maestros y facilitadores a quienes, cumplido el este paso, se les provee la solvencia, documento necesario para su permanencia en el organismo, dijo Marcos Ortega jefe de la División de Formación Profesional

MARÍA CABRERA

En reunión extraordinaria con trabajadores y maestros técnicos productivos, el jefe de la División Profesional del Inces Trujillo efectuó un llamado de atención a todo el personal involucrado en la formación de participantes de manera de culminar con los expedientes de cada uno de los cursos impartidos durante este año 2020.

Marcos Ortega explícitamente indicó que cada uno de los recaudos que alimentan los expedientes de los maestros técnicos productivos (MTP) con responsabilidad son “obligatorios y por lo tanto necesarios, pues es lo que da fe del registro autentico y real como evidencia de cada una de las formaciones que le asignan el Inces-Trujillo.

“El acta de inicio, las copias de cédulas, asistencias, actas de cierre y el acta de evaluación del curso son indispensables para armar los expedientes de los MTP y facilitadores a quienes, cumplido el este paso, se les provee la solvencia, documento necesario para su permanencia en el organismo y el consecuente pago por la carga administrativa, señaló”.

Ortega en insistió en el hecho de culminar este proceso administrativo porque fue una obligación y acuerdo que desde el momento de la asignación se efectuó entre las partes involucradas y eso tiene un valor, porque debemos solventarse en el tiempo preciso que se pautó, dijo en tono serio el jefe de la División de Formación Profesional del Inces-Trujillo.

Desde las primeras horas de la mañana con la asistencias de los trabajadores y los mtp, asi como el personal del mencionado departamento, el segundo abordo recalcó que todos debemos que asumir desde su cargo “cumplir con su tarea y sobre todo, mostrar su dosis de profesionalismo a una institución con 61 años de permanencia entre la comunidad.