ARAGUA | Centro de formación Agrícola EPA certifica saberes empíricos a cultivadores de cacao

Noticias

** En alianza con la alcaldía del municipio Santiago Mariño y el Inces, se inició el proceso de acreditación de saberes en el marco del proyecto “Mi cacaito de Mariño”

RODÍN BUSTILLOS

Así lo dio a conocer la docente María Milagros González, de la Unidad de Centros de la División de Formación Profesional del Inces, quien informó que la finalidad del ente municipal es la recuperación del cultivo del cacao.

“Se necesita incentivar a todos los cultivadores del cacao en la parroquia “Pedro Arévalo Aponte”, en la zona de Polvorín, Paraguata, en Pantín, San Joaquín de la parroquia Alfredo Pacheco Miranda y en la zona de Sorocaima de la parroquia de Samán de Guere”, acotó González.

Señaló González que en esta primera avanzada estuvo presente el ingeniero Roberto Martínez, la profesora Maribel Cervantes y el ingeniero Chef Chocolatier Angelo Simone, quienes acreditaron los saberes empíricos en cultivación de cacao a un grupo de profesionales a través de una mesa interdisciplinaria e insterinstitucional.

Durante ésta acreditación de saberes participaron productores de la zona de la parroquia Pedro Arévalo Aponte, de la alcaldía del ente municipal de Mariño, el Inder, Inti, Corporación Socialista del Cacao, profesores universitarios y del sector privado.

Informó González que estas personas que van a ser acreditadas tendrán la oportunidad de convertirse en maestros técnicos voluntarios (MTV). “Son maestro pueblos que irán a los diferentes sectores y comenzarán a formar, a través de talleres, desde la siembra hasta la producción del cacao dentro del municipio”.

Informó González que el CFS La Providencia, tendrá el compromiso de liderizar estas acciones en relación a las formaciones y a las acreditaciones. “Estamos estudiando la posibilidad de construir un proyecto formativo que incluya toda la cadena de la producción del cacao, desde la siembra hasta las especializaciones, pasando por el procesamiento, la obtención de la pasta y el polvo del cacao. También se van a realizar mesas de trabajo para encausar este proyecto”.

Por su parte, José Verenzuela, de la Corporación Socialista del Cacao, señaló que su compromiso es educar y formar a los habitantes de la parroquia Pedro Arévalo Aponte. “Mi compromiso es educar a las personas del sector Rosario de Paya, asistiendo con ellos en los cultivos, dictándole talleres del manejo agronómico, control sanitario, formación de las plantas, cosechas y control de malezas”.

Manifestó Verenzuela que Venezuela y en todo el país se debe producir. “Me parece muy importante que el Inces reconozca a las personas que tenemos saberes y nunca hemos sido certificadas, y esta relación que se está dando con la institución y el productor. Se está garantizado una buena producción para el país”.

Lucía Yanes, restauradora de la antigua Hacienda de Paya, ubicada en la parroquia Pedro Arévalo Aponte, señaló que está estudiando la historia de esta hacienda y se percataron que en los terrenos del predio ya existía cacao. “Comenzamos a retomar esa herencia que existió en un momento y se dejó de hacer, por el cambio del rubro hacia el café. Me enfoqué en estudiar chocolatería y es lo que producimos en esta hacienda”.

Señaló Yanes, que este apoyo que viene dando el Inces en materia de formación es de mucha importancia. “Realmente considero que es un beneficio que el Inces nos certifique, porque podemos multiplicar estos saberes, y contar con el apoyo de la institución, podemos ayudar a otras personas en la enseñanza, y que la “Hacienda Paya, se convierta en un centro de formación de café, cacao y chocolate como proyecto, porque tenemos el mejor cacao del mundo”.