El Inces apunta alto para este 2018 enfocando su acción hacia la producción

Noticias

*** El Inces tiene la honorable obligación de estimular un sistema educativo nacional impulsor de la cultura productiva, premisa fundamental del nuevo modelo económico venezolano

 

Prensa Inces sede.- Un nuevo año es un nuevo reto; y el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) jamás ha evadido un desafío. En este sentido la institución se consolida como una instancia orientada a formar integralmente a los trabajadores para su incorporación consciente al proceso social de trabajo, en función de la construcción de relaciones laborales justas e igualitarias, impulsando la producción de bienes y la prestación de servicios que satisfagan las necesidades de la población nacional, determinando la independencia y el fortalecimiento de la soberanía económica del país.

 

Para ello el presente año será testigo de un robusto plan de formación productiva, capacitación y certificación de saberes académicos y empíricos que supere todo lo antes visto. De manera consistente se mantendrán los planes de formación de formadores para toda la geografía nacional, enmarcados en los 15 motores de la economía bolivariana.

 

 

En este sentido se debe lograr una articulación interinstitucional para la implementación de formación profesional y hasta en oficios en las cadenas productivas de los motores económicos para responder así a la demanda histórica de la clase obrera y a la necesidad actual de construir el nuevo modelo económico productivo sepultando al rentismo petrolero.

 

Para ello, el Inces deberá abocarse y profundizar la elaboración y ejecución de planes que interrelacionen los programas nacionales de formación, con los planes requeridos de formación bienal de las entidades de trabajo y los proyectos de capacitación de las comunidades, de acuerdo a sus necesidades y potencialidades productivas, aportando también al necesario encadenamiento económico interinstitucional y apuntando hacia el autoabastecimiento productivo nacional a través de diferentes modalidades de formación, tales como: cursos, proyectos de formación y autoformación productiva (PFAP), talleres, seminarios y acreditaciones de experiencias en ejercicio, entre otros.

 

 

Recordemos que la institución cuenta con un músculo estructural para propagar y multiplicar su acción docente. Está presente en toda Venezuela, con más de 172 centros de formación socialista (CFS), 3.885 ambientes de formación y, por ahora y sumando, se cuenta con 3.048 facilitadores Inces en cobertura nacional y con total disposición a brindar esfuerzos en beneficio del ensanchamiento, principalmente, de los motores priorizados por la institución: Agroalimentario, Farmacéutico, Industrial, Telecomunicaciones e Informática, Construcción, Banca Pública y Privada, Hidrocarburos y Turismo Nacional e Internacional.

 

Para esta macromisión, el Inces cuenta con los siguientes programas educativos:

– Programa de Formación en Entidades de Trabajo

– Programa de Formación productiva

– Programa Inces Militar

– Programa Luisa Cáceres de Arismendi (privados de libertad)

– Programa Nacional de Aprendizaje (PNA), para el aprendiz Inces

– Programa de Educación Media General de Jóvenes, Adultas y Adultos: Bachiller Productivo

– Emprendimiento Productivo

– Formación de facilitadores en entidades de trabajo.

 

 

Importante rol jugarán los convenios suscritos con diferentes instituciones, los cuales deben ser operativizados nacional e internacionalmente, primeramente para fortalecer los procesos formativos y de investigación e innovación, con saberes técnicos y empíricos que refuercen la acción educativa, y por otra parte, incluyendo intercambios con organismos homólogos latinoamericanos que permitan apreciar la experiencia de formación de la clase obrera en el contexto regional.

 

En resumen, el presente año 2018 se presenta para el Inces como el espacio de tiempo indicado para demostrar al país que somos una herramienta para la transformación y consolidación de una economía soberana y diversificada con el empleo de la formación técnica profesional y el reconocimiento, acreditación y certificación educativa de los saberes brindados a los participantes y descubiertos en la población en general.

 

Estamos en la honorable obligación de estimular un sistema educativo nacional impulsor de la cultura productiva, premisa fundamental del nuevo modelo económico venezolano. El Inces es y seguirá siendo referencia de responsabilidad, seriedad y cumplimiento en la labor formativa que requiere el proceso social de trabajo, adaptado a las exigencias del modelo de desarrollo socioproductivo bolivariano.

 

T/ Ivaldo Rodríguez

Datos: Gerencia General de Formación Profesional