Angel: “Es el momento de la patria”

Noticias

** Trabajadores, aprendices, maestros técnicos, personal administrativo y el equipo ejecutivo del Inces, encabezado por Wuikelman Angel, marcharon en defensa de la paz y en rechazo a las pretensiones guerreristas de los jefes de la Casa Blanca quienes constantemente pronuncian amenazas de golpes de Estado y de intervención militar contra la República Bolivariana de Venezuela.

Freddy Martínez | Sede

La concentración agrupó a un importante número de trabajadores y de jóvenes aprendices del Inces quienes se desplazaron por las calles del centro de la ciudad de Caracas con banderas, cánticos y creatividad revolucionaria, hasta llegar a la sede de la Vicepresidencia de la República, lugar donde el presidente Maduro pronunció un emotivo discurso luego de la violenta agresión desde el puente fronterizo Simón Bolívar en San Antonio del Táchira y puente Santander en Ureña protagonizada por grupos terroristas vinculados a la oposición venezolana y a las bandas paramilitares colombianas.

El presidente del Inces, Wuikelman Angel manifestó que como trabajadores y aprendices, “queremos expresar nuestro más profundo apoyo al presidente Nicolás Maduro, porque estamos en la calle, porque se trata de defender la soberanía de la patria, pues no se trata de si eres o no eres chavista, se trata de la patria, de defender su soberanía, su independencia; es el momento de la patria”.

Ante los medios de comunicación Angel dijo que la soberanía de una nación es un valor supremo que no puede perderse; agregó que frente a la actual situación política el pueblo venezolano tiene claridad para identificar con precisión quiénes son los que quieren hacernos daño como nación. “Hoy hay una confrontación directa con los jefes del imperio, con Donald Trump y su equipo de criminales que lo acompaña, pues pretenden una invasión militar disfrazada de ayuda humanitaria”.

Pero todos sabemos que es una bufonada que no es ni ayuda, ni es humanitaria; ayuda humanitaria requieren otros países con graves problemas sociales, Venezuela lo que exige es que desbloqueen las cuentas en divisas que tiene la nación en el exterior para comprar medicinas y alimentos. Venezuela tiene cómo pagar lo que requiere para sus intercambios comerciales”.

Wuikelman Angel puntualizó que lo ocurrido el viernes y el sábado en la frontera colombo-venezolana fue un colosal show propagandístico aliñado de falsos positivos (falsas banderas) para hacer creer a la opinión pública del mundo que en el país es necesaria una intervención militar de factura norteamericana.

Intervención del presidente Nicolás Maduro y la ayuda humanitaria

El presidente Nicolás Maduro intervino con un importante discurso donde aclaró el sentido de las ayudas humanitarias, explicó que para el caso venezolano se trata de una trampa para meter militares extranjeros en territorio venezolano. “Yo llamo a que nuestros problemas los resolvamos entre venezolanos, dentro de nuestras fronteras, no con mecanismos ilegales que se expresan en groseras intervenciones de otros países, eso atenta contra el Derecho Internacional, contra la Carta de las Naciones Unidas”.

Maduró reveló que las bolsas de la supuesta ayuda humanitaria que ya se están consumiendo en sectores del pueblo colombiano; “Hay dos personas muertas y centenas de personas intoxicadas por esa comida podrida que la han promocionado como de ‘Ayuda Humanitaria’. Además, que de llegar a pasar al territorio venezolano no llegaría ni a 15 mil hogares atendidos con esa comida podrida”.

El presidente informó que hay unas organizaciones a través de la Unión Europea que quieren enviar una ayuda humanitaria pero por vías legales, por la vía de las Naciones Unidas. “A nosotros nos bloquean las medicinas, aquí está la lista, nos las traen y les pagamos por esta ayuda porque no somos mendigos. Igual con Brasil, si quiere vendernos arroz, carne, azúcar, leche e insumos, se los pagamos, Venezuela es buena paga”, dijo Maduro.

El Jefe de Estado acusó que nunca en 200 años la nación había soportado una intervención de mafias de países tan fuerte, con declaraciones, presiones, conspiraciones, ataques armados y más; “pero también en 200 años nunca habíamos tenido un pueblo tan consciente, tan fuerte para resistir. Hay dos aspectos fundamentales que lo explican: la lealtad y la consciencia”, subrayó el presidente.