Inces conmemora el día del trabajador aportando con su formación productiva

Noticias

**Angel: El Inces cumple 60 años y estamos en un profundo proceso de revisión de lo que ha sido la historia de los aportes a las clases populares

LUIS ANGEL | Sede

Fotos: Luis G.

 

Este primero de mayo cientos de miles de trabajadores y trabajadoras se dieron cita en la autopista de la Valle-Coche, en Caracas, para conmemorar el día internacional del trabajador con un recorrido de más de 14 kilómetros de marcha que culminó en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, donde fueron recibidos por el presidente obrero venezolano, Nicolás Maduro.

 

Jornada histórica en la que la clase obrera, y en especial quienes laboran en el Inces, tomaron las calles para defender los logros alcanzados durante los últimos 20 años de revolución en materia social, como la protección de la mujer en el trabajo o la dignificación de los jubilados. Así lo expresó Wuikelman Angel, presidente del Inces, quien añadió que la conmemoración tuvo como “principio la defensa activa y profunda del modelo que Venezuela se está jugando” con la economía productiva.

 

 

Momento histórico en la defensa del trabajo y la consciencia productiva, señala Angel, debido a los ataques reiterados a la economía venezolana por parte del gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump. “Somos atacados de forma brutal, afectando el alcance y los logros sociales alcanzados, quieren desaparecer al chavismo como modelo de sociedad y esperanza de transformación social en el mundo”, añadió.

 

Inces: Humilde universidad del trabajo

El Inces celebró el día internacional del trabajador con mayor significado, y es que durante este 2019 también conmemora 60 años de historia siendo “la humilde universidad del trabajo”, como la denominó Juan Arias, quien se formó en la institución y hoy se desempeña como viceministro de Industria. “El Inces ha pasado por la vida de nuestro pueblo y de la clase trabajadora, yo fui estudiante al igual que Wuikelman Angel y muchos ministros y viceministros”, recordó Arias.

 

 

Formación productiva que catapulta al trabajo como es el caso de Mayerlyn González, joven de 23 años, quien aprovechó el programa de bachillerato productivo para egresar con un oficio. “Luego del bachillerato hice otros cursos con el Inces, seguí superándome, y ahora soy maestra productiva y formó a otros jóvenes para prepararlos para un mejor futuro”, comentó la joven quien agregó que su etapa en la institución ha sido una experiencia única.

 

José Parato es maestro en el área industrial-textil, y con más de 20 años en la institución considera al  Inces como una familia. “Debemos estar unidos para contar con las herramientas para sacar adelante la formación productiva. Nosotros los maestros estamos a la cabeza de trasmitir a la clase trabajadora el nuevo modelo económico”, dijo.

 

Por otra parte, ese mismo empeñó de impulsar el nuevo modelo económico productivo ha llevado a la institución a vincularse con la clase obrera en todos los espacios, incluso llevando la formación productiva al seno de las. Comunidades. Tal es el caso de Manuel Gómez, a quien su comunidad postuló por sus conocimientos para formarse en el área de refrigeración.

 

Gómez señaló que es un proyecto comunitario “muy bonito porque se trata de que los participantes reparen equipos de la comunidad bajo la supervisión del Inces, y de ahí salen beneficiados, al igual que la comunidad”.

 

Experiencias como la de Gómez, quien también se formó en el Inces en 1976, son muestras de una clase trabajadora apostando a la autoformación de la mano de la institución.

 

Desafíos para el Inces y la clase obrera

La fecha del primero de mayo es el momento idóneo para las reivindicaciones laborales, así ha sucedido en los últimos años en Venezuela. Pero bajo la coyuntura de guerra económica impuesta por las sanciones arbitrarias del gobierno estadounidense, la fecha también es idónea para la reflexión del papel de todas y todos los trabajadores en un nuevo modelo económico productivo.

 

 

Reflexiones que impulsa el titular del Inces, Wuikelman Angel, quien señala que el Inces está para brindar una formación técnica de calidad que permita desarrollar procesos productivos, sustituir importaciones y diversificar la economía, pero también apunta que la institución debe profundizar en la formación productiva y consciente.

 

“Tenemos un gran desafío y es que a partir de la formación técnica podamos ser capaces de identificar la disputa entre el factor trabajo y el factor capital. Hay que enviar un mensaje de la consciencia como principal combustible para superar el rentismo y transformar el modelo para poder producir en nuestra patria”, comentó.