TRUJILLO | Congreso Pedagogía con consciencia productiva debatió articulación entre educación formal y técnica

Noticias

** En palabras de Wuikelman Angel Paredes, el objetivo del mismo es resaltar las experiencias productivas de aquellos organismos dependientes del Estado y con actividades comunitarias de relevancia (como la agrícola) que produzcan impacto en las mayorías y que con ello ayuden a solventar el problema alimentario

MARÍA CABRERA

En un tremendo esfuerzo técnico que reúne a las autoridades nacionales del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista y los diferentes núcleos del organismo presente en los 24 estados de la geografía nacional, se desarrolló el Congreso Pedagógico con Consciencia Productiva 2020 en el marco de su 61 Aniversario.

En palabras de Wuikelman Angel Paredes, presidente del Inces, el objetivo del mismo es resaltar las experiencias productivos de aquellos organismos dependientes del Estado con acción comunitarias de relevancia (como la agrícola) y que produzcan impacto en las mayorías.

Asimismo buscar respuestas y conexiones entre la educación formal y la técnica, aspecto este esencial para nuestro sistema productivo nacional, es especial en la actual coyuntura económica, que pretende darle respuesta unificando a todos los niveles educativos, elemento esencial para el desarrollo del país donde la ciencia y tecnología son fundamentales.

Por el estado Trujillo la asistencia estuvo conformada por la gerente regional, jefe de Formación Profesional, coordinadores de Programas, facilitadores y maestros técnicos productivos, quien atentos escucharon cada una de las intervenciones suscitadas en este Congreso Pedagógico con Consciencia Productiva.

El Presidente del Inces dio  la bienvenida a la Misión Ribas y a la Misión Robinson quienes relataron algunas experiencias importantes como la fabricación de tapabocas, en momentos cuando la pandemia en Venezuela se inicio en el mes de marzo pasado, hecho que permitió darle salida en momentos de bloqueo económico internacional.

“En la Misión Robinson estamos revisando los perfiles productivos para consolidar la pedagogía productiva y como ellos responderán a las necesidades de la población, para dar respuesta a la política de la producción en la que se refiere de la participación de las empresas de propiedad del Estado y privada dándole respuestas al modelo productivo en el que este integrado por todos los actores”,dijo Belkis Sánchez, directora de Educación de Adultos del Ministerio de Educación.

La presencia de las diferentes misiones educativas también cuenta con la población de jóvenes y adultos, lo que se construyó desde la base escuchando a los docentes, a las comunidades para darle respuesta a esas personas y como ellos pueden engranar la educación formal con la educación técnica de manera que le den repuesta a las necesidades del territorio.

“Uno de los aspectos álgidos tiene que ver con las mallas curriculares que deben ser flexible más no estáticas, pues este debe ser adaptado a las necesidades de formación dándole respuesta a la necesidad productiva de las comunidades de manera que la metodología sirva de línea a todas las áreas y saberes” , dijo Sánchez.

En lo que respecta al sector universitario Domiciano Graterol, viceministro de Educación Universitaria, indicó que la articulación de la pedagogía productiva y parte técnica se vislumbra con la transformación de los colegios e institutos universitarios con el proyecto Alma Mater, la aparición de la Misión Sucre, que con la territorialización de la educación por parte del presidente Hugo Chávez, impulsa un nuevo modelo de educación inclusivo.

“En este nuevo modelo los estudiantes desarrollan un proyecto para las comunidades más necesitadas con una visión más socialista y de justicia social en la que la educación productiva, con programas como el agroalimentario, donde a través de cultivos, de siembras, se da solución a la comunalización del territorio donde habitamos”, señaló el joven viceministro.

En sus palabras finales sostuvo que la regionalización de la educación “nos permite fortalecer el modelo de producción social que nació con el presidente Chávez que nos permitirá salir del bloqueo internacional en el que estamos inmersos” y salir airoso de una situación que busca aplastarnos y cercenar cualquier alternativa que nos permita avanzar en el campo productivo.