TRUJILLO | Inces acondiciona espacios para patios productivos

Noticias

** El programa Agrícola apoya la actividad para darle formalidad y seriedad al procedimiento exigido a la educación Media General

 

MARÍA CABRERA

El programa agrícola del Instituto Nacional de Capacitación Educativa Socialista de Trujillo está apoyando a la Unidad Educativa del Inces para la apertura y organización de los patios productivos, actividad que se enmarca dentro del programa “Manos a la Siembra”.

 

Elsa González es la seleccionada para dar estA formación a los 13 participantes de la Unidad Educativa Inces-Trujillo, quienes están por culminar su 6to periodo en conjunto con  Karen Becerra, quien administra la materia proyecto en el organismo, cumpliendo así las exigencias del articulo 13 de la Ley Orgánica de Educación.

 

Los participantes, quienes a su vez colaboran en la jornada del Plan Nacional de Mesas Sillas que se realiza en el liceo Bolivariano “Rafael Rangel”, acataron las instrucciones precisas que la maestra Elsa González les suministró en el campo de manera que les facilitara el aprendizaje y la prontitud en acometer las tareas.

 

Estos patrios productivos se están acondicionando con material artesanal como arena, piedras y otros implementos que se encuentran en las instalaciones del liceo Bolivariano “Rafael Rangel” para la construcción de los semilleros y canteros que servirán para la práctica de los participantes de la Unidad Educativa Inces-Trujillo.

 

“El programa Agrícola apoya la actividad para darle formalidad y seriedad al procedimiento exigido a la educación Media General como la de Inces-Trujillo, lo que permite ofrecer un conocimiento práctico y sencillo a los jóvenes que egresarán como bachilleres productivos”, dice Solimar Morillo.

 

Solimar Morillo es coordinadora de la Unidad Educativa Inces-Trujillo y recalca que la conexión con ambos programas es vital para el desarrollo normal en la formación de los participantes, toda vez que egresaran con un oficio valioso dentro de la coyuntura política y económica internacional que atraviesa Venezuela.

 

“La idea es que aprendan, que vean que su tiempo valió la pena al haber seleccionado esta opción y que sirvan de multiplicadores para los que no han terminado sus estudios y tengan ese gusanito de continuar cultivándose, pese a las situaciones adversas que como sociedad enfrentamos en estos últimos 5 años”, afirmó Morillo.