Semblanza del Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa

Noticias

*** Hoy se cumplen 116 años de su nacimiento

 

Prensa Inces.- Testigo de excepción de su tiempo, en los albores del siglo XX nació el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, en la calle Unión de La Asunción, estado Nueva Eparta, el 14 de marzo de 1902, hijo de Loreto Prieto Higuerey y Josefina Figueroa.

 

Cursó educación primaria en la Escuela Federal Graduada “Francisco Esteban Gómez” de su ciudad natal y educación secundaria en la misma localidad neoespartana hasta 1925, en cuyo momento se traslado a la capital de Venezuela para graduarse de bachiller en Filosofía y Letras, en 1927, en el liceo “Caracas”, por entonces bajo la dirección del maestro don Rómulo Gallegos.

 

En 1934 egresó de la Universidad Central de Venezuela, ostentado el título de doctor en Ciencias Políticas y Sociales.

 

En Caracas, contrajo nupcias el 16 de diciembre de 1934, con la también educadora Cecilia Oliveira Rangel, de cuya unión procrearon 7 hijos: Luis, Lilia, Cecilia, Delfina, Mirna, Gonzalo y Edgar.

 

Docente, maestro, político, periodista, legislador, poeta y crítico literario, pero por sobre todo educador en el más amplio sentido de este concepto, cuya actividad inicia como maestro de grado en la Escuela Federal “Francisco Estéban Gómez” de La Asunción en 1920, y transcurre hasta su actuación como titular de la cátedra Filosofía de la Educación en la UCV en 1938.

 

Dictó clases en los más variados niveles y fue asimismo, Jefe de Misión al servicio de la UNESCO para labores educativas en Costa Rica y Honduras y catedrático en la Universidad de La Habana, Cuba.

Como dirigente político fue presidente del Consejo Municipal de Caracas, senador y presidente del Congreso de la República de Venezuela, miembro de la Junta Revolucionaria de Gobierno y ministro de Educación.

 

En el carácter de jurisconsulto, fue co-redactor de nuestra Constitución Nacional, versiones 1936 y 1961 y asimismo participante destacado en la elaboración de varias leyes de educación nacional.

 

Fue el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa fundador de la Sociedad de Maestros de Instrucción Primaria y de la Federación Venezolana de Maestros; Consejo Nacional de Universidades; Patronato de Roperos Escolares y Comedores Escolares; Primera Escuela de Teatro de Venezuela, Taller Libre de Arte, Instituto de Profesionalización del Magisterio; Instituto de Investigaciones Folclóricas Nacionales; Revista Venezolana de Folclor; Servicio de Cine Educativo y además, creador de los Premios Nacionales de Música, Artes Plásticas y Literatura. Promovió la publicación de las Obras Completas del Libertador Simón Bolívar, compiladas por don Vicente Lecuna y las Obras Completas de Don Andrés Bello.

 

En 1959 redactó el proyecto de Ley de Creación del Instituto Nacional de Cooperación Educativa Inces, destinado a promover la Formación Profesional de los trabajadores y estimular su especialización, mientras, en forma simultánea, proporcionara adiestramiento para la juventud desocupada o para aquellos menores que se incorporen al campo de trabajo sin conocimiento, acuciados por la carencia económica y también para el aprendizaje de menores que sin haberse incluido en el trabajo, necesitaran tener un entrenamiento en centros Técnicos, Industriales y Comerciales, que les pudieran proporcionar una preparación adecuada, ya en la ciudad, ya en el campo.

 

Autor de más de medio centenar de libros, algunos de los cuales han alcanzado merecida significación, por cuyos indudables méritos fue elevado a la condición de Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua.

 

Rodeado del respeto y afecto de toda la nación venezolana, falleció este insigne ciudadana en Caracas, el 23 de abril de 1993. Murió joven, aunque tuviera 91 años, legando a la posteridad una bellísima confesión: “Acaso lo hago por un poco de egoísmo, acaso por un poco de vanidad personal, no obstante que no soy un egoísta ni un vanidoso, pero en contacto con la juventud siento que algo de lo que ellos piensan, de lo que ellos sienten, de los que ellos quieres, me transfiere su aliento vital”.

 

Redacción Prensa