TRUJILLO | Modelo de gestión del Inces con receptividad pública

Noticias

** La coordinadora del programa Nuevo Modelo de Gestión del Inces-Trujillo manifiesta que la gente ve la utilidad de estas herramientas para facilitar la convivencia familiar durante estos dias de cuarentena por el Covid-19 que redunda en mejor relación con las personas

MARÍA CABRERA

El programa Nuevo Modelo de Gestión del Inces  Trujillo informó de un aumento en la receptividad pública en los cursos del segundo trimestre del año 2021, al registrar una data de 223 participantes, cifra significativa tomando en consideración que estos se están impartiendo con el uso de las herramientas tecnológicas que tengan a la mano los interesados.

Solimar Morillo, coordinadora del programa Nuevo Modelo de Gestión, señaló que esta cifra correspondiente al segundo trimestre del año indica  52 hombres y 171 mujeres de distintos puntos de la geografía trujillana, hecho por demás sorpresivo considerando que hasta los momentos había una cierta resistencia por parte del público para tomar este tipo de aprendizaje que ahora se visualiza que proporciona instrumentos pedagógicos importantes a propósito de esta cuarentena por el covid-19.

“Las 16 formaciones en los cursos “Atención al público”, “Relaciones humanas”, “Desarrollo y crecimiento personal” y “Valores en acción” se suministran. Esto nos da una satisfacción enorme motivado al llamado especial que el Inces efectuó a los distintos consejos comunales, Clap, comunidad en general de las parroquias Valera y sus adyacencias”, dijo la funcionaria del Inces-Trujillo.

Morillo explicpi que para este segundo trimestre hay dos formaciones que seguirán bajo la misma modalidad : “Motivación al logro” y “Redacción de informes técnicos” que estarán a cargo de las maestras Cecilia Pares y Suhail Dávila, ambas ya con experiencias en el campo, indicó.

Solimar Morillo advirtió que también durante este lapso se mantendrán los encuentros pedagógicos aemanales con los participantes, los cuales contribuirán para aclarar las dudas que se originan durante el proceso de enseñanza.

“Esta receptividad pública que reporta el programa pretendemos cuidarla y supervisarla de manera que las comunidades entiendan que podemos seguir llevando una vida normal, siempre y cuando internalicemos que necesitamos buscar alternativas en que ocuparnos para revisarnos como humanos y que ocurre para mejorar nuestras relaciones sociales”, recalcó Morillo.