TRUJILLO | En Carvajal aprenden a hacer uniformes escolares

Noticias

** Son 19 participantes, en su mayoría sin experiencia en el ramo, lo cual no limita y menos obstaculiza la programación que ya está pautada para este tipo de encuentros semipresenciales

MARÍA CABRERA

Buena brisa corre por entre los 19 participantes que están aprendiendo el oficio de corte y confección de “Uniformes Escolares” formación que es una de las más buscadas por las damas del municipio San Rafael de Carvajal, parroquia José Leonardo Chirinos.

Y es que las inscritas, en su mayoría sin experiencia en el ramo, según la maestra Ysolina Valecillos, demuestran un interés digno de considerar en aprender un oficio que aquí, en el estado Trujillo, particularmente se ha puesto de moda, cuestión que el Inces-Trujillo ha sabido aprovechar para enseñar un arte que, en estas tierras, tiene muchos y buenos seguidores.

Refiere Valecillos indicó que otro de los aspectos a destacar es también la puntualidad con la que asisten sus 19 participantes, que sin excusas, dedican parte del día en una formación semipresencial que viene con el sello y la calidad del Inces, organismo que, en estos tiempos de pandemia, ha sabido aprovechar los deseos de aprender algo nuevo entre la comunidad femenina.

“Una prueba de ello -dice- es que traen al próximo encuentro las piezas “armadas o basteadas” para el salón de clases, donde formulan las dudas que nacen precisamente de la experiencia del arte y la confección de hacer un Uniforme Escolar. Aquí aprovechamos y además le damos otras referencias de piezas de vestir, blusas para damas, por ejemplo, que son las que más curiosidad despierta en ellas.

Ysolina Valecillos explica que precisamente el hecho de que el curso provenga del Inces facilita más las cosas porque la calidad de sus formaciones esta comprobada ya que algunas generaciones del municipio San Rafael de Carvajal, han aprendido en el organismo, en otras épocas y desde luego que los nexos perduran a través del tiempo, señala.

“Este curso demuestra que no se necesita tener experiencia, sino ganas de aprender y avanzar porque lo demás surge en el mismo proceso de la enseñanza y aprendizaje, como en esta ocasión, todos le “ponemos un camión” y con armonía logramos el cometido inicial pautado y sin dar brincos, manifiesta finalmente Ysolina Valecillos.